Recogida GRATUITA de vehículos obsoletos, abandonados, o sin uso, siempre que estén completos, gestionando el transporte y la baja definitiva.

Gestionamos la baja definitiva de los vehículos en DGT (Dirección General de Tráfico) conforme a la normativa vigente.

Entregamos el Certificado de destrucción de cada vehículo y el justificante de baja telemática por CAT (centros autorizados para el tratamiento de vehículos fuera de uso).

Para tramitar la baja definitiva de un vehículo es necesario entregarlo en un Centro Autorizado de Tratamiento junto con la siguiente documentación:

DOCUMENTACIÓN ORIGINAL:

Permiso de Circulación.

Tarjeta de Inspección Técnica.


FOTOCOPIAS:

DNI titular/es.

Documento que facilita el centro.

Impreso de solicitud de baja de la DGT firmada por el titular/es.

*Si carece de estos originales, se solicitará declaración jurada de que dichos documentos no existen.

*Si el titular del vehículo no trae personalmente la documentación del mismo, se solicitará una autorización firmada por él para proceder a dicha baja.


BAJA DE VEHÍCULOS PARA EMPRESAS

FOTOCOPIAS:

DNI titular/es.

Documento que facilita el centro.

Impreso de solicitud de baja de la DGT firmada por el titular/es.

BAJA DE VEHÍCULOS ABANDONADOS

Copia de la Resolución de la Administración correspondiente (Ayuntamiento) donde se indica que el vehículo tiene la consideración de "residuo".

En los casos en los que el titular quiera beneficiarse de la deducción del Plan Prever, la tramitación de la baja podrá realizarse bien en un centro autorizado de tratamiento o bien en la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente, acompañando a la documentación del vehículo de un certificado de destrucción emitido por un centro autorizado.

En los casos en los que el vehículo no exista por cualquier circunstancia, la baja deberá tramitarse en la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente.

En los casos en los que el titular del vehículo haya fallecido, sea una persona jurídica, menor de edad o incapacitado, o éste no sea la persona que solicite la baja definitiva, ni haya autorizado a alguien para ello, se deberá tramitar en la Jefatura Provincial de Tráfico, acompañando a la documentación del vehículo de un certificado de destrucción emitido por un centro autorizado.